icono menu
logo AIG
 style= ¿Estás interesado en nuestros programas?
Solicita atención aquí.
¡Contratar! ¡Contratar!

PLV y la Señalización Digital, tipos de marketing que conviven en tu negocio

El PLV y la señalización digital son dos tipos de marketing muy útiles para captar la atención de potenciales clientes. Estas dos corrientes, aunque parezcan estar en las antípodas la una de la otra, pueden coexistir y, de hecho, lo hacen en una gran cantidad de ocasiones dentro de un mismo negocio.

Antes de continuar es mejor definir los conceptos para saber de qué hablamos.

PLV es el acrónimo de Publicidad en Lugar de Venta y hace referencia a la promoción de productos o marca mediante elementos de alta visibilidad en un lugar físico concreto.

La Señalización Digital es el uso de pantallas digitales en distintos espacios para la promoción de productos o marcas.

Publicidad en Lugar de Venta (PLV)

Una vez definido el concepto, el objetivo de este tipo de marketing es destacar determinados productos dentro de ese espacio físico delimitado. Las marcas que usan PLV pretenden mejorar el reconocimiento de marca y, a través de estos soportes físicos, se pretende ofrecer información de interés.

Cualquier tipo de elemento o expositor debe ser funcional y estéticamente atractivo para el consumidor, de manera que consiga llamar su atención y fomente el impulso y la intención de compra, facilitando la localización de los productos destacados.

Tipos de PLV
Existen distintas opciones para implementar el PLV en un negocio, dependerá del gasto, dimensiones de la tienda, etc.

La cartelería lineal es un elemento económico, sencillo y de alta visibilidad para utilizarlo en acciones de marketing llevadas a cabo la tienda.

Los expositores de producto son elementos que contienen el producto mostrándolo y promocionándolo al mismo tiempo al consumidor.

Los vinilos son uno de los soportes más utilizados gracias a su versatilidad, a su fácil instalación y a su precio económico.

Además, pueden ser colocados en diferentes superficies como cristales, paredes, suelo y sus diseños pueden tener cualquier forma y medida, ya sea en una sola pieza o uniendo diferentes partes como si fuese un tríptico o díptico.

Señalización digital

Las pantallas digitales han ido llenando poco a poco los escaparates de las calles. A través de un contenido multimedia dinámico, los negocios pueden ofertar distintos productos y marcas.

Una pantalla con publicidad multimedia puede captar más atención, ya que las imágenes en movimiento con mensajes cortos y directos, suponen un 300% más de atención del público que los sistemas impresos tradicionales de naturaleza estática (carteles, stands publicitarios, etc).

El público recuerda un 80% más el contenido publicitario recibido a través de una pantalla dinámica.

Existen dos tipos de señalización digital:

Señalización digital indoor
Son las pantallas que están dentro del negocio. Éstas suelen estar colocadas tanto en el escaparate, como dentro del negocio.

Este tipo de señalización suele tener mucha demanda ya que el desembolso económico es pequeño, porque se reduce a la compra de una pantalla para el escaparate. Además, al encontrarse dentro del negocio, tiene la posibilidad de aumentar la tasa de conversión.

Señalización digital outdoor
Estas pantallas se encuentran fuera de los límites del negocio en lugares públicos. Son las vallas o pantallas digitales que se empiezan a encontrar en paradas de autobuses afueras de centros comerciales, aeropuertos.

Debido a la gran afluencia de público en estos lugares, el coste de aparecer aquí es significativamente superior, aunque el impacto, visibilidad y conocimiento de la marca o empresa es proporcional a ese aumento de precio.

AIG tiene en su página web, apartado de Distribuidores, material audiovisual para que los agentes oficiales, puedan reproducir en sus pantallas videos promocionales de ClassicGes y ClassicConta6.

Objetivos de la Señalización digital
La finalidad de la señalización digital es variada. La principal ventaja, es que capta la atención de los consumidores. Una vez hecho, existe una posibilidad de hacer que las personas recuerden el nombre de la marca a través de la señalización digital.

La información que se muestra a través de una pantalla en un punto de venta puede agilizar compras, revisar estados de pedidos, visualizar menús, visualizar horarios y más.

La posibilidad de personalizar hasta el último detalle el contenido da a este tipo de publicidad un nivel de especificidad enorme. No solo existe la capacidad de realizar contenido dinámico y cambiante, sino que, además, es posible adaptarlo siempre que se quiera y en cualquier momento. La inmediatez de la señalización digital, permite actualizar la información casi al instante, cosa que otros métodos no permiten.

En definitiva, PLV y Señalización digital son dos vertientes que confluyen en un mismo punto de interés y éste no es otro que proporcionar de una mayor variedad de herramientas de marketing visible. Además, uno no tiene porqué sustituir al otro. Si las dimensiones del negocio lo permiten, se puede disponer de ambos formatos.

Anterior Volver a Blog