icono menu
logo AIG
 style= ¿Estás interesado en nuestros programas?
Solicita atención aquí.

El Smart working o cómo trabajar en remoto de forma inteligente

La pandemia trajo consigo la implementación del trabajo remoto, incluso se legisló al respecto. Pero en la sociedad de hoy todo avanza a una gran velocidad y, pronto surgió una nueva denominación a un teletrabajo menos encorsetado.

Esta denominación es la de Smart working. Esto es una metodología de trabajo basada en la confianza en el trabajador, aunque también resulta de gran transcendencia que la plantilla conozca a la perfección cuáles son sus objetivos.

La filosofía del smart working o del trabajo inteligente busca fomentar el cumplimiento de objetivos por parte del trabajador, en vez del cumplimiento de las horas laborales. lo único importante para la empresa es que el smart worker le aporte valor a la organización a través de la consecución de las metas propuestas. el teletrabajo se enfoca es en el cumplimiento del horario laboral. Esto hace que el smart working sea mucho más flexible que el teletrabajo.

Así, lo que pretende el Smart Working no es que el trabajador trabaje un número determinado de horas, sino que éste cumpla con ciertos objetivos.

Para su correcta implementación se necesita una coordinación perfecta entre empresa y empleados.

Sus características se definen a través de cuatro puntos base.

Movilidad y distancia

El trabajador podrá decidir dónde quiere trabajar, desde su casa, desde el despacho, o desde el bar de debajo de su casa.

El trabajo a distancia es posible gracias a las tecnologías que existen hoy en día, de manera que se optimizan el tiempo y los recursos.

Tecnología

En el Smart Working la clave está en las tecnologías, en concreto la conexión a Internet, lo que va a ofrecer una gran flexibilidad para tener acceso a diferentes documentos e información en cualquier momento y en cualquier lugar. La nube y la digitalización son conceptos esenciales.

Libertad horaria

Con el trabajo a distancia se permite al empleado disponer de la organización laboral que mejor le interese, permitiendo una mejor conciliación de la vida laboral, familiar y personal, lo cual es muy valorado por los trabajadores.

Sin duda, el trabajo a distancia o Smart Working cuenta con infinidad de ventajas, no solo para los trabajadores, sino también para los empresarios. Al ser un modelo de trabajo basado en la consecución de resultados supone una motivación extra, incrementándose la eficiencia de los trabajadores y su motivación, quienes además podrán valorar de forma más objetiva sus logros.

No todo es perfecto

A pesar de todo, el Smart Working no es un modelo de trabajo perfecto, por lo que también presenta una serie de desventajas.

Uno de los inconvenientes de esta metodología de trabajo es el aumento de las distracciones de los trabajadores, y el posible aislamiento de los equipos de trabajo debido a la deslocalización del espacio de trabajo. Sin embargo, el principal problema de esta tendencia es la falta de un marco regulador, lo que genera reticencias por parte de los empresarios, ya que la legislación laboral en España sobre el Smart Working es muy reducida y solo establece una serie de generalidades, dejando muchos cabos sueltos y vacíos legales que pueden producir problemas futuros.

Es por este motivo por lo que en España la implantación de esta metodología de trabajo se regula a través de convenios colectivos y acuerdos entre las empresas y los trabajadores.

Anterior Volver a Blog Siguiente